admin 01/06/2017

Fuente: Expansión   Acceder Noticia

Tras un lento comienzo, los bonos verdes que financian proyectos medioambientales  han comenzado a ganar terreno en los mercados. La primera subasta la llevó a cabo en 2007 el Banco Europeo de Inversión; después siguieron su ejemplo bancos como Société Générale y empresas como Apple. Moody’s espera que la venta de este año establezca un nuevo récord de 120.000 millones de dólares. A los emisores les gusta destacar que las iniciativas destinadas a reducir las emisiones de dióxido de carbono están presentes en su estrategia de crecimiento. Se calcula que se han destinado unos 200.000 millones de dólares a inversiones socialmente responsables.