Informe: Unidad de Previsión Social 

Con fecha 27 de noviembre, se publicó en el BOE la Ley 26/2014 que modifica el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), impuesto que afecta a los partícipes y beneficiarios de los planes de pensiones, y cuya entrada en vigor será el 1 de enero de 2015.

agencia tributaria logoEn materia de previsión social, se mantiene el esquema actual de tributación que permite diferir parte del salario al momento del acaecimiento de la contingencia prevista en la normativa de planes y fondos de pensiones. Algunas de las novedades que se introducen, son la disminución de los límites de reducción de las aportaciones, salvo en el caso de los sistemas de previsión social constituidos a favor del cónyuge, cuyos límites de reducción se incrementan. La medida más debatida es el establecimiento de la posibilidad de disponer anticipadamente del importe de los derechos consolidados correspondientes a aportaciones con al menos diez años de antigüedad, de determinados instrumentos de previsión social.

La Disposición Final Primera de esta Ley, modifica el Texto Refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de pensiones, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre, con la finalidad de adaptar los límites financieros de aportación a planes de pensiones a los nuevos límites de reducción en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y además se introducen las siguientes modificaciones:

1.- Límite de aportaciones 8.000€ (Art. 5.3.a)

« El total de las aportaciones y contribuciones empresariales anuales máximas a los planes de pensiones regulados en la presente Ley no podrá exceder de 8.000 euros.»

Normalmente, hemos estado de acuerdo en reducir las aportaciones y contribuciones a los planes de pensiones, porque las cantidades establecidas en las regulaciones anteriores eran excesivas y únicamente se beneficiaban las rentas más altas. En este caso, esta reducción del límite de aportación nos parece excesiva, ya que, puede perjudicar a ciertos partícipes que tienen los riesgos contratados desde el plan de pensiones. Esto significa, que puede suceder que el total de las aportaciones y contribuciones supere los 8.000€, por pagarse los riesgos desde el plan de pensiones; lo deseable, ante esta situación, sería que los riesgos estuvieran fuera del limite de aportación y el límite se aplicara exclusivamente al ahorro.

CONTINUAR DOCUMENTO REFORMA FISCAL & PLANES DE PENSIONES

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>