Fuente: Spainsif   Acceder Informe

Las prácticas fiscales de las empresas cotizadas son un aspecto que recibe una creciente atención por parte de gobiernos, instituciones multilaterales, inversores, la sociedad en su conjunto y las propias empresas. Todo ello impulsado por la publicación, en los últimos años, de diversos escándalos relacionados con las estrategias fiscales agresivas y las prácticas de elusión y evasión fiscal puestas en práctica por determinadas empresas.

Este tipo de prácticas corporativas fiscalmente agresivas provocan graves efectos negativos en todo tipo de países, perjudicando seriamente las finanzas públicas y a la sociedad en su conjunto. Según los datos publicados por la OCDE, en el año 2015, se estima que las estrategias orientadas a la erosión de la base imponible de las empresas multinacionales generan a nivel global una pérdida de ingresos por el impuesto de sociedades de entre el 4% y 10% (entre 100 y 240 mil millones de dólares estadounidenses).

En este contexto, el papel de los inversores es clave para impulsar una mayor responsabilidad fiscal por parte de las empresas. Por ello el estudio llevado a cabo por Spainsif en el año 2017 tiene como objetivo profundizar en el tratamiento que desde el mundo inversor se otorga a los aspectos fiscales de las empresas cotizadas.

Acceder Resumen